miércoles mayo 15 2019
Monica Aristizabal | Analista del comportamiento humano | [email protected]

Uno de los componentes principales que le da vida  y valor agregado a la inteligencia artificial y su efecto masivo en la sociedad, tiene que ver con un proceso moderno llamado "Deep Learning".

¿Sabes en que consiste y que efecto tiene en tus actividades diarias?

El aprendizaje a fondo,  consiste en desarrollar integralmente métodos de vanguardia que te permite identificar objetos en imágenes y sonidos. El objetivo principal a partir de estos métodos es que los científicos comiencen a resolver temas complejos y significativos para mejorar la calidad de vida de los usuarios como por ejemplo la traducción automática del lenguaje, resolver diagnósticos médicos en menor tiempo y resolver problemáticas sociales o temas enfocados a los negocios 

Por medio del Deep learning se está logrando un descubrimiento y reconocimiento de patrones en el mundo que nos rodea convirtiéndose en un factor fundamental en los procesos científicos y tecnológicos actuales. 

Hoy el Deep Learning se ha consolidado como el campo más amplio de la inteligencia artificial, siendo un potencial inmenso para el progreso de todo tipo de mercados emergentes. Gracias a la implementación de esa nueva tecnología ya hace posible coches automáticos, asistentes personales inteligente y servicios web más inteligente.

El "deep learning" redefine la innovación para todos los sectores.

Esta aplicación junto a la inteligencia artificial, contribuye a la detección de fraudes en todos los sectores, pero más allá de esto, también contribuye a mejorar la experiencia en las siguientes actividades:

1. Utilización de imágenes en lugar de palabras clave para buscar productos de una empresa, o artículos similares.

2. Identificar marcas y logotipos de empresas en fotos publicadas en redes sociales.

3. Orientación de anuncios y predicción de las preferencias de los clientes.

4. Mejor comprensión de enfermedades, mutaciones de enfermedades y terapias genéticas.

5. Análisis de imágenes médicas, como radiografías y resonancias magnéticas, aumentando la precisión diagnóstica, en un menor tiempo y con un menor coste que los métodos tradicionales.

6. Exploración de la posibilidad de reutilización de fármacos ya conocidos y probados para su uso contra nuevas enfermedades.

7. Identificación en textos de sentimientos positivos y negativos, temas y palabras clave.

8. Localización de caras e identificación de emociones faciales.

Estos son sólo algunos ejemplos donde el Deep learning contribuye a mejorar la experiencia de algunas actividades diarias,  mejorando la calidad de vida de cada persona impactada. Sin embargo, el descubrimiento y reconocimiento de patrones en el mundo que nos rodea es un factor fundamental en los progresos científicos y tecnológicos actuales. La cuestión ahora es que debemos pensar en lo siguiente:

¿Cómo utilizar el Deep Learning para obtener nuevos conocimientos, o para mejorar lo que se está haciendo... en definitiva, para innovar?


También te puede interesar