Sunday August 11 2019
Monica Aristizabal | Analista del comportamiento humano | monica.aristizabal@tsgroup.com.co

La mayoría de nosotros podríamos estar de acuerdo en concluir que nuestras formas de trabajar hoy, han cambiado drásticamente. Trabajamos todo el tiempo y en pequeños incrementos, a veces en movimiento, de ciudad en ciudad, o de país en país, y otras veces en el hogar y otras en la oficina.

Ahora tener el conocimiento no es suficiente, trabajar en equipo no es suficiente.

Nos enfrentamos a un siglo XXI donde la información fluye de manera libre, las comunidades se crean en las redes, los internautas colaboran e inventan conjuntamente y las empresas compiten de forma global.

La mayoría de las empresas mantienen su principal prioridad y foco de transformación digital en las áreas del front: Multicanalidad, Posicionamiento en redes sociales (SEO y SEM), Customer Experience, Apps, Marketing programático, etc.  transformando así sus canales de comercialización, formas de contacto y relación con el cliente.

Sin embargo, muchas de las empresas ya se han encontrado con un gran obstáculo: su cultura interna.

Es difícil transformar una compañía si quienes interaccionar con sus clientes, es decir sus empleados, siguen manteniendo los tradicionales hábitos y formas de trabajo del mundo analógico.

Cuando hablamos de transformación digital no nos referimos a la implementación de herramientas tecnológicas, sino que hablamos sobre reinventar nuestras relaciones en las organizaciones. Ahí está la clave del cambio en las culturas internas de las empresas.

Con lo anterior es importante que tú y las herramientas se conecten de forma adecuada. Es importante que seamos conscientes que los entornos empresariales digitales requieren de una mayor transversalidad y colaboración entre las personas, requieren que el proceso de innovación no sea un ejercicio puntual, sino que forme parte de la dinámica de trabajo cotidiano.

Es por esto importante que hoy  demos el paso a la Inteligencia colectiva, a la suma de las personas para encontrar enfoques nuevos y formas distintas de hacer las cosas.

Detrás de la Innovación se encuentra las ideas creativas y detrás de las ideas se encuentras las personas. Las ideas no las tienen las empresas, las fuentes de estas son las personas. Personas comprometidas, implicadas, conectadas colaborando logrando transformación digital.

El centro de toda esta transformación digital somos nosotros: las personas.

Cómo líderes tenemos una gran responsabilidad, debemos motivar a nuestro equipo de trabajo a confiar y a compartir, también a seleccionar y conectar y nosotros mismos debemos además participar, inspirar y alentar el movimiento de transformación digital.

Es nuestra responsabilidad generar medios donde las personas lleven su conocimiento, lo compartan, colaboren, e innoven.

De este esfuerzo vendrá el poder y el conocimiento que inspirará un cambio real.

You Make The Shift


También te puede interesar