Sunday November 17 2019
Monica Aristizabal | Analista del comportamiento humano | monica.aristizabal@tsgroup.com.co

Gracias a la integración de softwares y plataformas en nuestros equipos, podemos realizar nuestro trabajo desde casa, teniendo en cuenta, que somos una compañía donde estamos interconectados de manera correcta. Nuestras redes productivas de colaboración nos permiten cerrar las brechas entre la información, la creación y la actualización conjunta de conocimiento y trabajar desde cualquier lugar si limitantes.

Un estudio de la empresa de orientación de empleo TinyPulse, realizado entre trabajadores remotos y no remotos, deparó en que los primeros fijaron su felicidad en el 8.1. Quienes ejercían desde la oficina, sin embargo, no pasaban del 7,42, una brecha que se incrementaba cuando la pregunta era cuánto de valorado te sientes en el trabajo: 7,75 los trabajadores remotos frente a 6,69 los de oficina.

Quienes ejercen el teletrabajo, de hecho, consideran que es más productivo trabajar fuera de la oficina, según otro estudio de la Universidad de Harvard. Tiene sentido si consideramos que el trabajador se ahorra el trayecto de ida y vuelta y se encuentra en un espacio tan confortable y personal como su propia casa.

Teniendo en cuenta nuestras plataformas de comunicación  nosotros nos abrimos cada vez más a esta opción, que tanto parece gustar también a los trabajadores.

Trabajar desde casa no significa vivir en total desconexión. Es más, se trata de aprovechar una de las ventajas clave, como es el poder ser contactado en cualquier momento a través de las nuevas formas de comunicación que nosotros implementamos. Las redes de mensajería instantánea, por ejemplo, amplían cada vez más nuestros servicios, incorporando las videoconferencias y redes productivas de colaboración.

En TSGroup nos adaptamos a las nuevas dinámicas organizaciones y tecnológicas y también le ayudamos a sus compañías a que hagan parte de este nuevo fenómeno.

You Make the Shift